el combinar los pedales con distinto orden te permitirá sonar de manera más original. 


Pero bien, si no quieres volverte loco probando combinaciones, existen algunas reglas básicas que te permitirán sacar el máximo provecho de tus pedales sin que tu tono se resienta.

Veámoslos! 

El pedal de volúmen siempre al principio o al final Tiene sentido, no? 

Los pedales de volúmen se pueden usar básicamente con dos propósitos: para controlar la cantidad de guitarra que se introduce a la señal (o para hacer swells, por ejemplo), o para bajar el volumen de nuestra señal (si lo ponemos al final). 

En el primer caso, si bajamos el volúmen a través del pedal, seguirán sonando delays, loops o cualquier efecto que estemos usando en aquél momento, lo único que hacemos es bajar el volúmen de la entrada de sonido. 

Si lo ponemos al final, al usar el pedal cortaremos la señal y con ello cualquier sonido que emita nuestro amplificador. 

Personalmente, me gusta más poner el pedal de volúmen delante. 

Compresores 

Los compresores suelen ir al principio de la señal cumpliendo una norma básica: antes de llegar a los delays y moduladores intenta que tu señal sea lo más estable posible. 

De este modo las repeticiones que salgan del delay serán mucho más controlables. 

Wah y ecualizadores 

Lo ideal es tener el Wah al principio de la cadena de efectos. El motivo? El wah es un efecto muy agresivo para nuestro sonido, así que mejor aplicarlo cuando éste todavía está limpio o poco modificado. 

Si lo incluimos detrás de los delays, por ejemplo, podemos crear un buen lío. 

Lo ideal sería situarlo detrás del pedal de volúmen, antes de la distorsión y los delays, aunque hay quien prefiere situarlos detrás de las distorsiones (lo cual no es una mala opción). 

Probad la que más os convenza! Lo mismo sucedería con los ecualizadores: son pedales llamados a modificar nuestra señal, así que cuanto más al principio los coloquemos mejor. 

Distorsión, overdrive, etc. 

No importa si eres el rey del metal y usas uno o dos Fuzz, o si lo tuyo es el blues y con un overdrive te basta. Los pedales que saturan la señal deberían ir en las primeras posiciones. 

El objetivo es que la distorsión se aplique al principio de la cadena y no se vaya acumulando a las repeticiones o modulaciones que generaremos más adelante. 

El orden en sí de los pedales de distorsión no es excesivamente relevante, a no ser que los usemos a la vez. Por ejemplo: si usamos un booster lo podemos incluir al final del proceso de saturación para aumentar el volúmen general, o delante de algún pedal en concreto para darle un “boost” de saturación a ese pedal concreto. 

Modulación 

Esta categoría es un cajón de sastre. Entrarían los phasers, pitchers, chorus, flangers, etc. 

Son efectos que modifican sensiblemente la señal, así que un par de normas básicas: Evitad colocarlos antes de la distorsión y considerad muy bien qué ponéis delante o detrás del delay. 

Cualquier efecto de modulación que añadáis tras un Delay activo se sumará a las repeticiones. 

Delays 

Los delays suelen ir sobre la mitad o final de nuestra pedalera, justo después de las distorsiones y ecualizaciones varias. 

Con los delays hay que ser muy cuidadosos, ya que al introducir repeticiones querremos que el sonido que repitan sea lo más acabado posible. 

Es decir, que no le añadamos excesivos efectos por detrás. Muchas veces encontramos los delays al final de la cadena, así que aquí vosotros mismos podéis juzgar. 

A mi personalmente me gusta incluir algún efecto detrás del delay, siempre que no sean distorsiones o wah. 

Loopers 

Los loops deberían ir al final. Se trata de enviar nuestra señal tal como queremos que suene para que se repitan determinados fragmentos, así que el sonido que enviemos al loop debería ser bastante definitivo. 

Cualquier cosa que añadamos después emborronará el sonido como lo haría un delay. 

Otro tema a considerar es que los loopers no son, en general, true bypass. Así que si vuestro ampli tiene un loop para efectos, considerad enviar vuestro looper ahí. 

Reverb

La posición de la reverb es algo bastante personal. A mi me gusta usar la del amplificador, por eso lo incluyo al final. De todos modos, el efecto de reverberación suele ser muy sutil, algo que se añade a un tono ya definido y con todos los efectos añadidos, así que también os recomiendo incluirlo al final. 

En definitiva. Esta pequeña guía pretende orientar sobre cómo colocar los pedales, pero en ningún caso os lo toméis como algo fijo. Probad, experimentad y si conocéis configuraciones distintas no dudéis en comentarlo!

Los 5 Pedales Básicos de Guitarra Eléctrica

Todos los guitarristas tenemos nuestras influencias a la hora de tocar, Vamos a extraer 5 de los mejores pedales de guitarra eléctrica, clásicos, esenciales para entender el sonido que han forjado grandes guitarristas del rock, blues y metal en la historia de la música, y que pueden servirte para bien imitar a tu guitarrista favorito o bien hacerte una configuración personal basado en tus gustos y estilo propio.    

Dunlop Cry Baby 

El llamado wah o wah wah, fabricado en los años 60, es un pedal de efectos con un filtro de frecuencias altas y bajas que hace que al pisarlo y al moverlo se produzca ese sonidouaaaahh tan característico parecido a una voz humana. 


Utilizado por todos los grandes: Jimi Hendrix, CLapton, Slash, Van Halen, etc, la lista es infinita, es un pedal de efecto muy versátil tanto para guitarras rítmicas como para solistas. 

Actualmente existen un montón de modelos, están muy de moda los signature de guitarristas famosos, pero el clásico, el original es este Cry Baby. 

 Ibanez Tube Screamer

Todo Dios tiene que llevar una distorsión extra en su equipo y este pedal es como la coca cola: el clásico que nunca falla. 

Ya sea para tocar Blues o Rock, es perfecto para ese overdrive extra en tus solos o bien jugar con el color de su ganancia para experimentar nuevos caminos. 

Creo que el guitarrista estrella al que todo el mundo asocia con este pedal es Steve Ray Vaughan. Si quieres sonar como él ya sabes.

MXR Phase 90   

El efecto perfecto para estar volando en el espacio, fiuuuu. Un sonido muy psicodélico y muy retro. 

Están saliendo grupos muy buenos con ese aire a los 60’s, 70’s que a todos gusta y un pedal como este no puede faltar si uno quiere volar con las estrellas y esas cosas. 

Suena genial con rítmicas y con punteos y sino mira este vídeo para hacerte una idea: 

Boss Super Chorus 

Otro pedal que no suele faltar en la pedalera de uno es un Chorus, un efecto que hace que tu guitarra suene duplicada, una voz más, para enriquecer y llenar más la sala. 

Aunque hay mucho pedal boutique maravilloso el Boss Super Chorus es más que suficiente para lograr tus objetivos. 

Su uso es muy personal desde acordes y arpegios limpios, líneas de jazz, hasta acordes metaleros como sonido característico de la banda. 

DigiTech Whammy

Un efecto que te hace cambiar el pitch a lo bestia. 

Pegas unos saltos de nota muy locos como si tuvieses una palanca de tremolo con mucho recorrido.

Es un pedal de efectos muy divertido y usado por guitarristas que poco tienen que ver.

La primera vez que lo vi en acción fue a Dimebag Darrell de Pantera y Tom Morello de RATM, y pensaba que solo servía para hacer experimentos muy burros. 

Años más tarde cambié de opinión cuando vi a Jack White usándolo con estilazo en sus solos.




Fuentes:
Chachiguitar.com
Pedalesdeguitarra.com

No olvides comentar

Subscribe a esta públicación | Subscribe a este comentario

Buscar guitarrista

Translate

Mas vistas

- Copyright © Virtuosos de la Guitarra -Creado por Alnardo vegas-con la Tecnología de-Blogger - Designed by-Johanes Djogan -